Los SAG Awards son los galardones que entrega el Sindicato de Actores a los mejores trabajos anuales del cine y la televisión.

Este domingo por la noche, todos los artistas de Hollywood llevaron sus mejores prendas para quedar retratados por los miles de fotógrafos y fanáticos que se agolparon en la alfombra roja del Shrine Auditorium de Los Ángeles, California.

Lady Gaga, nominada por su actuación en el film “Nace una estrella”, donde actúa junto a Bradley Cooper, volvió a asombrar no solo con su estilismo sino que también por el modo en el que camina para demostrar que no hay nadie como ella.

La artista se decidió por un Christian Dior con esencia nupcial, el cual hubo que reformar para adaptarlo a un evento de estas características.

Según indica la revista Hola, la elección de la cantante fue un diseño de la colección de Alta Costura 2019, de color blanco impoluto, con escote en ‘v’ y una falda con una gran abertura. Para este particular vestido se emplearon 250 horas de trabajo, 15 metros de tela, 6 metros de tafetán y otros 3 metros de tul.

Todos los flecos que tan bien movió Lady Gaga fueron hechos a mano, e incluso atraparon al boricua y reciente padre de una niña Ricky Martin, quien dejó a la pequeña por unas horas para asistir a la fiesta de la SAG.

Cuando ambos posaron juntos, la prensa enloqueció y ambos aprovecharon para dar divertidas poses incluso con un pequeño paso de baile, que concluyó con Gaga apoyándose de espaldas sobre Ricky.