Durante las últimas horas, el actor Tom Cruise tomó una terrible decisión contra Nicole Kidman, su ex pareja. Connor Cruise, el hijo adoptivo de los actores, se casará bajo el rito de la cienciología.

Por ese motivo, Tom decidió que la actriz no podrá asistir a la ceremonia, porque se considera una “persona supresiva”. Así lo expresó una fuente muy cercana al actor.

Según informó el sitio web Radar Online, el protagonista de “Misión Imposible” está “está detrás de esto y lo que dice siempre es ley. Tom lo decidió, y Connor lo secundó”.

“Primero, Tom ni siquiera consideraría invitar a Nicole a la boda de Connor porque ella es considerada una ‘persona supresiva’ por la Iglesia, y segundo, él no la quiere ahí”, agregó.

Ser alguien “supresivo” para la cienciología, doctrina religiosa que predica el actor, implica “querer suprimir a la gente que tienes alrededor”.

De esta manera, Nicole Kidman “echaría a perder o despreciará cualquier esfuerzo por ayudar a alguien y en particular atacará con violencia a todo aquello que esté destinado a hacer a los seres humanos más poderosos o inteligentes”.

Sin embargo, más allá de este pretexto religioso, también habría un motivo personal para que la actriz no asista: “Tom le dio la espalda a Nicole hace mucho tiempo y él nunca ha vuelto la vista atrás”, dijo la misma fuente cercana a Tom Cruise.

Connor Cruise, de 24 años, se casará con una italiana de padres cienciólogos. Kidman tampoco había asistido a la boda de Isabella Cruise, su hija adoptiva, que se casó en 2016. Ambos jóvenes profesal la cienciología.

A fines de 2018, la actriz dijo que Tom Cruise fue quien la mantuvo protegida en el momento en que empezó a dar sus primeros pasos en la industria del cine estadounidense.