A poco más de dos semanas de la llegada de Aquaman a los cines, su estrella está dispuesta a comerse la taquilla con la primera película en solitario del superhéroe acuático de DC Comics que vimos en Batman v Superman Liga de la Justicia. 

Jason Momoa retoma el papel bajo dirección de James Wan en un filme que despierta muchas esperanzas para enderezar a base de carisma y caballitos de mar tamaño Airbus el rumbo del Universo DC en cines.

Si algo no se puede negar es que Momoa se ha volcado por completo en su interpretación de Arthur Curry, y lo demuestra en todo momento.

Por ejemplo, en la primere de Aquaman a la que acudió y, armado con el tridente de Aquaman (que, nos tememos, no sobrevivió al acto), inició la ejecución de un tremendo baile haka, la danza de guerra maorí.

Un momentazo que también hará las delicias de los fans del rugby familiarizados con los All Blacks de Nueva Zelanda; tanto ellos como la selección femenina realizan este mismo ritual antes de cada partido.