La Navidad se acerca y con ella las clásicas e inevitables comilonas que nos van a hacer engordar entre 2 y 5 kilos aproximadamente.

El ‘periodo navideño’ no se limita a las fechas específicas de la Navidad, sino que dura prácticamente todo un mes, desde las reuniones de fin de año en el trabajo, con amigos y familiares hasta el mismo comienzo de las vacaciones para muchos.

Y como es mejor prevenir que curar, varios expertos realizaron una lista con recomendaciones para no perder los progresos acumulados durante el año y llegar al verano con una figura envidiable.

Es común hacia fin de año, ganar unos kilos de más con las fiestas (Shutterstock)

Es común hacia fin de año, ganar unos kilos de más con las fiestas (Shutterstock)

A medida que se aproxima el fin de año, el cansancio acumulado durante 12 meses genera que el ajetreo cotidiano parezca el doble de exigente.

La ansiedad y el estrés invaden los ánimos, mientras que los eventos y las reuniones invitan a olvidar cualquier hábito saludable y degustar en exceso de platos abundantes.

En definitiva, diciembre es un mes que aúna un combo de atenuantes para la intención de mantenerse sano y activo.

Pocos días después de las fiestas de Navidad y Fin de año, debemos ir a la playa, con varios kilos de más ganados (Shutterstock)
Pocos días después de las fiestas de Navidad y Fin de año, debemos ir a la playa, con varios kilos de más ganados (Shutterstock)

Para evitar toda complicación sobre la salud en tiempos de festejo hay que aplicar las siguientes reglas:

-Se puede comer de todo, sin comerse todo

-La prohibición invita al atracónma cena

· La prohibición invita al atracón

El ejercicio aeróbico es importante para mantener una vida saludable, incluido en el período de fin de año (Shutterstock)
El ejercicio aeróbico es importante para mantener una vida saludable, incluido en el período de fin de año (Shutterstock)

Claves de un plan alimentario adecuado

Para Natal debe primar la moderación debido a que en una cena navideña completa se pueden superar las 5000 o 6000 calorías, “casi lo que debería consumirse en una semana”. Por ende, dio algunos consejos útiles para no experimentar un desequilibrio considerable en el peso.

– Comer en plato pequeño (del tamaño como para el postre).

– Si bien en otros lugares las comidas son muy calóricas por el frío intenso que hace, con nuestro clima hay que elegir preparaciones mas livianas.

– Priorizar la ensalada de vegetales con muchos colores, pudiendo ser combinadas con pescados, quesos magros, huevos.

– Preferir carnes sin grasas y fiambres magros como el pastrón, jamón, lomito, pavo y pavita.

Un cóctel de frutas es una opción saludable para evitar las comidad calóricas (shutterstock)

Un cóctel de frutas es una opción saludable para evitar las comidad calóricas (shutterstock)

– Con el calor agobiante de estas épocas, la fruta es una opción conveniente. Cerezas, melón, mango, frutos rojos, ananá pueden ser una alternativa para el festejo en pleno verano. Y así dar paso a una mesa saludable que permitiría sentirnos bien al otro día.