El domingo 12, en Estados Unidos y buena parte del mundo, se celebró el Día de la Madre.

Además de valorar el lado afectivo de la fecha, la gente se hizo un ratito para regalarle algo a las mamis en sus días. En el mundo de las Kardashians, esa situación logra números exponenciales.

Kylie Jenner mostró en sus historias de Instagram el romántico festejo que organizó su pareja, el rapero Travis Scott.

El músico sorprendió a su mujer decorando la pileta con globos y arreglos florales. Luego la invitó a cenar junto a su hija Stormi, de un año, a un restaurante super exclusivo. Y más tarde le dio el gran regalo, ¿de qué se trató?

Nada menos que un bolso de Hermès, modelo Kelly (por Grace Kelly, pero eso es otra historia), de color rosa, hecho con piel de cocodrilo. Famosos por su nivel de ostentación, esta vez no fue la excepción, y se suma a la nutrida colección que guarda en su casa de Los Angeles.

Según estimaciones, el accesorio que Travis eligió para su mujer está valuado en 72 mil dólares.