Sus fanáticos están acostumbrados a estar al tanto de gran parte de su vida íntima. Es sabido: a Kim Kardashian y su amor, Kanye West, les encanta compartir con sus seguidores sus aventuras en familia.

Por eso, todos se sorprendieron cuando la pareja optó por no mostrar el rostro de su cuarto bebé. Ni bien nació, Kim dio la noticia a través de Twitter y se limitó a expresar: “Está aquí y es perfecto”.

Tras la insistencia de sus fans, finalmente, la it girl compartió una foto de su bebé y reveló su particular nombre. Posteó en Instagram un tierno mensaje que le mandó West por el Día de las Madres (que se celebró en Estados Unidos) y develó el misterio. “Hermoso Día de la Madre.

Con la llegada de nuestro cuarto hijo fuimos bendecidos sin medida, tenemos todo lo que necesitamos“, expresó el artista junto a la postal del bebé durmiendo en su cuna.

View this post on Instagram

‪Psalm West ‬

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Junto a la captura del tierno mensaje que recibió por parte de su amor, Kim les contó a sus seguidores cómo llamaron al pequeño: Psalm West. ¿Qué significa? Salmo. El nombre del bebé, al igual que el de sus hermanos –NorthSaint Chicago– sorprendió a los usuarios de la red social por su excentricidad.

El pequeño fue concebido a través de un alquiler de vientre, al igual que la tercera hija de Kim.

En 2016, contó que sus médicos la diagnosticaron placenta acumulada, lo que pondría en riesgo su vida al momento de dar a luz. Por eso, decidió seguir agrandando su familia a través de una subrogación de vientre.