Se suele decir que Kendall Jenner es la más tímida de las Kardashians. Incluso, hace poco, ella misma reconoció que durante mucho tiempo sintió un complejo de inferioridad respecto a sus mediáticas hermanas.

Es por eso que su relación sentimental con el basquetbolista Ben Simmons siempre se mantuvo en un estricto bajo perfil. Un noviazgo que se inició a mediados del año pasado y que, según informan en Hollywood, ya llegó a su final.

Kendall se mostró en varios partidos del deportista, figura de los Philadelphia 76ers, en la NBA. Y en febrero confirmó la relación en el programa de Ellen DeGeneres.

Pero hace un par de semanas dio una entrevista para la revista Vogue de Australia y no se la jugó demasiado cuando tuvo que hablar sobre la relación diciendo que por el momento no se casaría con Ben.

Simmons, quien forma parte de la selección de básquet de los Estados Unidos, no tuvo una buena temporada, y los medios especializados en deporte aseguran que se vio afectado por la llamada “maldición Kardashian”: los hombres que salieron con ellas vieron afectadas de manera negativa su carrera.

Los constantes rumores de infidelidad por parte de Kendall, fotografiada en varias oportunidades con exnovios, habrían hecho mella en la relación. Días atrás, la exitosa modelo se mostró espléndida en el Festival de Cannes.

Y eligió una sugerente canción para sus historias de Instagram: un tema del rapero Tyler The Creator, que asegura “Ya no te quiero más”. Todo dicho.