Está por terminar la temporada de verano pero las uñas es algo que las mujeres lucen todo el año, sobre todo para eventos y fiestas donde las sandalias descubiertas dan un toque más sensual.

Sin embargo, el rojo o el rosa, dos de los colores más populares en pedicura desde hace décadas, están perdiendo terreno con el nude.

La tendencia de buscar la naturalidad en el maquillaje también llegó hasta las uñas, en especial, las de los pies. Y una de las celebridades que muchas veces apostó por esta tonalidad es la exmodelo Kate Moss. Incluso a veces la famosa aparecía en los eventos sin esmalte.

Lo mejor para lograr esa pedicura sutil pero elegante es aplicar simplemente una capa de esmalte transparente o ligeramente tintado.

Existen algunos productos que son blancos pero con un toque de color o de tonalidades semi transparentes. Sino siempre se pueden elegir tonos que se asemejen a tu tono de piel.

Si prefieres dejar las uñas tranquilas por una temporada es bueno que al menos les hagas un pequeño mantenimiento. Por ejemplo, mantiene a raya las cutículas y cortate bien para conservar su integridad.

A un gran número de personas les sucedió alguna vez que las uñas se les volvieron amarillas o se les descamaron por usar esmalte con demasiada frecuencia. Por eso es necesario decolorarlas bien y eliminar todo resto de producto.

Un truco para conseguirlo es pasarles por encima de forma muy cuidadosa el pulidor. Sino existen tratamientos de blanqueamientos que podés consultar con el podólogo. Uno de los caseros que se recomiendan es mezclar bicarbonato de sodio, jugo de limón y pasta de dientes.