Se la ve segura, superseductora y confiada en su papel de una stripper dispuesta a todo: Jennifer Lopez está en pleno rodaje de Hustlers, una película que volverá a tenerla como protagonista con estreno previsto para fines de 2019.

Sin embargo, a pesar de que las horas de gimnasio la muestran espléndida a sus 49 años, la llamada “diva del Bronx” tiene los mismos miedos que todo el mundo.

En una entrevista con el ciclo radial Elvis Duran and The Morning Show, JLo habló de sus dificultades a la hora de interpretar a su personaje, que se llamará Ramona y luce así de provocativa en la previa:

“Me da mucho miedo. Es una pesadilla exponerse tanto. Me he expuesto de una manera emocional y física, más de lo que había hecho nunca en una película”, reveló la actriz.

“He hecho escenas de amor, pero nunca me había expuesto de esta manera”, agregó al respecto. Y para el final cerró con una frase que lo dice todo: “Yo me hago fotos sexies y videos, pero esto es diferente porque te cambia la manera en la que lo ves y, para una actriz, es escalofriante… Bueno, no, pero me pone nerviosa”.

¿La tenían a Jenny con tantos pudores? Claro que sí. Al fin y al cabo, se trata de una mujer que reconoce sus miedos, por eso genera tanta empatía entre sus seguidores.