“C‘est Fait!” (¡Está hecho!)”, exclamó Javier Bardem, acompañado de la francesa Charlotte Gainsbourg, al dirigirse al público en la apertura del 72° Festival de Cannes.

Enseguida, quien subió al escenario fue el presidente del jurado de este año, Alejandro González Iñárritu. El prestigioso director recordó su primera vez en la esperada ceremonia del séptimo arte, hace 19 años, cuando presentó su ópera prima Amores perros.

“Me siento como si fuera a comer frutas exóticas y deliciosas”, expresó Iñárritu en referencia a las 21 películas que se proyectarán y competirán este año para quedarse con la Palma de Oro. “Haremos todo lo posible para encontrar la joya”, agregó.

El mexicano Alejandro González Iñárritu, presidente del jurado. Crédito: EFE.

El mexicano Alejandro González Iñárritu, presidente del jurado. Crédito: EFE.

Tras la gala de apertura, Los muertos no mueren, del cineasta estadounidense Jim Jarmusch se convirtió en el film que dio inicio al festival.

Por la alfombra roja del aclamado evento desfilaron estrella de la talla de Julianne Moore, Eva Longoria, Angèle Van Laeken, Elle Fanning, Selena Gomez y Tilda Swinton, entre otras figuras.

Después de la proyección en esta primera gala del film de Jarmusch, el miércoles se someterán a la evaluación del jurado, el francés Ladj Ly con su ópera prima, Les misérables, y los brasileños Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles con Bacurau.