El Gobierno de Japón comprará esta semana temporalmente la isla  de Mageshima, en la prefectura de Kagoshima, a cambio de 147 millones de dólares con la finalidad de que Estados Unidos pueda realizar allí ejercicios de aterrizaje de aeronaves de sus portaaviones, informó el periódico Asahi Shimbun.

La isla en cuestión cuenta con una superficie de ocho kilómetros cuadrados y está ubicada al suroeste del país asiático.

De acuerdo con el medio nipón, Washington y Tokio firmaron en 2011 un documento que designaba esta zona como emplazamiento alternativo a la isla de Ioto, que desde 1991 hasta la actualidad albergó dichos ejercicios militares.

Desde entonces, el Gobierno japonés ha estado negociando con la compañía Taston Airport, que es propietaria del 99 % del terreno de Mageshima.

Un avión de transporte Lockheed Martin KC-130 de la Infantería de Marina de los Estados Unidos aterriza en la Estación Aérea Iwakuni, en Japón (AFP).

Un avión de transporte Lockheed Martin KC-130 de la Infantería de Marina de los Estados Unidos aterriza en la Estación Aérea Iwakuni, en Japón (AFP).

Estos ejercicios, que originalmente se desarrollaban en la base naval de Atsurgi, en la prefectura de Kanagawa, se trasladaron a principios de la década de 1990 a la isla de Ioto porque los habitantes de los alrededores se quejaban del ruido.

Además de estas quejas, el cambio de ubicación viene motivado también por petición de Estados Unidos, que solicitó que el lugar alternativo estuviera más cerca de su base de Iwakuni para que en caso de emergencia sus aeronaves no se vieran obligadas a aterrizar en pleno océano.

No obstante, tras conocerse la noticia sobre el destino de la isla de Mageshima ya han surgido las primeras muestras de rechazo a este plan. “Creo que hay una manera más adecuada de usar la isla”, expresó Shunsuke Yaita, alcalde de Nishinoomote, localidad situada en la isla más cercana.

Para poder repoblar la isla, en Mishima ofrecen dinero para que la gente se radique allí. Piden dos requisitos: dedicarse a la agricultura o el sector pesquero y no superar los 55 años.

Para poder repoblar la isla, en Mishima ofrecen dinero para que la gente se radique allí. Piden dos requisitos: dedicarse a la agricultura o el sector pesquero y no superar los 55 años.

En Mishima sólo viven 400 habitantes, número que se va reduciendo con el paso del tiempo por la salida de los jóvenes a las grandes urbes en busca de oportunidades.

Aeronaves Bell-Boeing V-22 Osprey estadounidenses en la base de Okinawa (Japón) (EFE).

Aeronaves Bell-Boeing V-22 Osprey estadounidenses en la base de Okinawa (Japón) (EFE).

En Mishima, el alquiler de una casa de 5 ambientes va de los 140 a los 210 dólares mensuales. Además, la educación de los hijos también es subvencionada.

Las vacas también juegan un papel importante en un pueblo agrícola, por lo que regalan una a cada recién llegado. Y para rejuvenecer la isla, a los solteros/as le ayudan a encontrar pareja, pagando parte de los gastos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here