Will Smith es uno de los diez actores más famosos y con mejores contratos en la industria cinematográfica estadounidense, está casado desde 1997 con la actriz Jada Pinkett, con quien tuvo tres hijos. 

Ella sorprendió con una reciente declaración en Red Table Talk, el programa estadounidense que se emite por Facebook Watch y que conduce junto con su hija, Willow Smith, y su madre, Adrienne Banfield.

Jada Pinkett Smith. Durante la presentación de "Alladin" en Los Angeles California. La actriz confesó que además de la pornografía, también tuvo problemas con el alcohol. Foto/AFP

Jada Pinkett Smith. Durante la presentación de “Alladin” en Los Angeles California. La actriz confesó que además de la pornografía, también tuvo problemas con el alcohol. Foto/AFP

El tema central del programa era la pornografía y la incidencia positiva o negativa que podía tener en as relaciones de pareja. Y, en ese contexto, Jada contó su compleja relación con la pornografía y deslizó una posible adicción al alcohol en su juventud

“Cuando era más joven, definitivamente creo que tenía una adicción al sexo, sí, (creía) que todo podía arreglarse por sexo. ¿Sabes de lo que estoy hablando? Fue en un “período de abstinencia” sexual “, arrancó la esposa de Smith.

Parte de la familia Smith en  Hollywood.  Trey, Jada Pinkett, Willow y Will posan juntos. Jada conduce junto a su hija un programa en Facebook Watch. Foto/ AFP

Parte de la familia Smith en Hollywood. Trey, Jada Pinkett, Willow y Will posan juntos. Jada conduce junto a su hija un programa en Facebook Watch. Foto/ AFP

“Recuerdo haber tocado fondo una vez que estaba en la casa sola y tenía dos botellas de vino, fui por una tercera. En ese momento me pregunté ¿Estás en tu casa yendo por tu tercera botella de vino? Puede que tengas un problema ”, continuó.

Varios años atrás. La actriz Jada Pinkett Smith en 2003.

Varios años atrás. La actriz Jada Pinkett Smith en 2003.

Luego Pinkett contó que su adicción al sexo y a la pornografía fue antes de conocer a Will Smith. Aseguró que durante ese período le gustaba mucho ver contenido para adultos en la web, pero en ocasiones no llegaba a saciarla y buscaba otros estímulos.

Finalmente abrió un debate en el programa y defendió el lado positivo de la pornografía en las mujeres.

“Realmente no creo que sepamos culturalmente qué les gusta a las mujeres con respecto al sexo, porque a nosotras no se nos permitió explorar de la misma manera que a los hombres”, concluyó.