Si hay una historia que demuestra que, en ocasiones, la realidad supera la ficción, es la del hombre de 43 años que salvó su vida de un flechazo gracias a su celular. El hecho ocurrió en New South Wales, Australia, y la víctima sólo sufrió un rasguño en el mentón.

Según fuentes policiales, la confrontación se produjo la mañana del miércoles afuera de una casa del poblado de Nimbin.

El dueño de la propiedad manejaba de regreso a su domicilio cuando vio al atacante, a quien conocía previamente, parado en la entrada con un arco y una flecha en las manos. En ese momento, decidió bajar del vehículo y registrar el hecho con su celular.

Lejos de sentirse disuadido por estar siendo grabado, el hombre le tiró un flechazo a la altura del rostro que, milagrosamente, fue detenido por el celular del australiano.

De acuerdo con la Policía, el impacto del proyectil contra el aparato hizo que éste chocara contra su cara, lo que le produjo un pequeño corte en el mentón.

El teléfono visto de frente (Fuente: Policía de New South Wales).

El teléfono visto de frente (Fuente: Policía de New South Wales).

Luego de lo ocurrido, el agresor, de 39 años, fue arrestado por la Policía de Nimbin y acusado por los delitos de “agresión” y “daños a la propiedad”. Hasta el momento, se desconocen los motivos que llevaron al hombre a cometer un acto de tales características.