En China inauguraron un hotel 5 estrellas que fue construido bajo tierra, dentro de una mina abandonada. Además, algunas de sus plantas están bajo el agua y un sector se encuentra al lado de una catarata.

El Intercontinental Wonderland está ubicado en Shangai y cuenta con 88 metros de profundidad. El proyecto costó 254 millones de euros, y los dueños esperan construir un parque temático al lado en los próximos años, según informó la agencia AFP.

El hotel cuenta con 336 habitaciones distribuidas en 17 pisos. Una noche cuesta alrededor de 432 euros. Además de contar con varias piscinas, en el lugar hay instalaciones para realizar deportes acuáticos y otras disciplinas como escalada en roca y puenting. A pocos kilómetros se encuentra el parque nacional de Sheshan y el aeropuerto de Hongqiao.

El lujoso edificio se inauguró después de casi diez años de construcción. En 2013, en medio de las obras, un temporal estuvo a punto de cancelar el proyecto. Debido a una serie de fuertes lluvias, un río cercano desbordó e inundó la mina por completo. Los arquitectos tuvieron que construir una represa y ahora controlan el nivel del agua desde allí.

Antiguamente, la mina fue utilizada durante la Segunda Guerra Mundial. En 2000 la clausuraron por no cumplir con las regulaciones de protección ambiental, y en 2006 la empezaron a refeccionar para poder construir un edificio ahí dentro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here