Usismo de 7,5 sacudió las costas de Papúa Nueva Guinea y activó una alerta de tsunami, según informó el Servicio Geológico de EEUU (USGS).

El país se sitúa en el “Cinturón de Fuego del Pacífico“, donde la colisión entre placas tectónicas suele provocar sismos y una importante actividad volcánica. La semana pasada, se registró un sismo de 7,2 de magnitud.

En febrero de 2018, un sismo de magnitud 7,5 golpeó la zona montañosa del país, provocando la caída de viviendas y aludes en los que murieron al menos 125 personas.

La magnitud del desastre no se conoció hasta varios días después, debido a las débiles infraestructuras y medios de comunicación de Papúa Nueva Guinea.