Hay más de 250 enfermedades reumáticas que afectan al 20% de la población mundial

Dicen que no a alguna tarea cotidiana, a una salida, a una actividad física. Aprenden a convivir con este «no», que los limita y afecta en la vida diaria. Y no son excusas.

Las enfermedades reumáticas son la primera causa de invalidez permanente y, aunque muchas de ellas aún no tienen cura, los tratamientos actuales permiten que la mayoría de los pacientes puedan hacer una vida normal.

Si bien existen más de 250 enfermedades reumáticas, hay algunas de ellas que tienen mayor incidencia y también una mayor impacto en la calidad de vida, incluso en personas muy jóvenes.

Para llegar antes al diagnóstico, no sólo hay que capacitar a los médicos generales sino también trabajar sobre la comunidad porque al paciente le parece normal tener siete articulaciones inflamadas o acostumbrarse al dolor.

Los medicamentos biológicos, que ya se vienen utilizando con probada eficacia desde hace 20 años, permiten tener un control del proceso inflamatorio y detener la progresión del daño articular, para lograr el objetivo de detener o restaurar la función física y capacidad laboral y devolverle al paciente su vida previa a la enfermedad.