Michelle Obama hizo una aparición sorpresa en el escenario de los Grammy este domingo para transmitir un mensaje de empoderamiento de las mujeres junto a las superestrellas Lady Gaga, Jennifer López, la anfitriona Alicia Keys y la actriz Jada Pinkett-Smith.

“Desde los discos de Motown que desgasté en el Southside (de Chicago) a la canciones de ‘Quién hace funcionar el mundo’ (referencia al tema ‘Run the World’ de Beyoncé) que me dieron energía a lo largo de última década, la música siempre me ayudó a contar mi historia”, dijo Obama.

“Y sé que esto es cierto para todos aquí. Nos guste el country, el rap o el rock”, añadió la ex primera dama, que tuvo que interrumpir, en un primer momento, su intervención por los enormes aplausos y gritos del público de los Grammy.

Obama aseguró, asimismo, que la música ayuda a la gente a compartir “su dignidad, sus tristezas, sus esperanzas y sus alegrías”.

“Nos permite escucharnos los unos a los otros. La música muestra que todo eso importa: cada historia en cada voz, cada nota en cada canción”, finalizó.

Poco después, Michelle escribió en Twitter: “Alicia Keys es una de las personas más genuinas y reflexivas que conozco, ¡no hay nadie mejor que nos ayude a celebrar el poder unificador de la música!”.

Obama encabezó a este grupo de mujeres que, nada más comenzar hoy la ceremonia de los premios más importante de la música, lanzó un mensaje de empoderamiento femenino y de respeto a la diferencia.

La esposa del expresidente de EE.UU. Barack Obama, que sigue siendo una figura muy popular en el país, cosechó un gran éxito editorial recientemente con sus memorias tituladas “Becoming”.