Es habitual pensar que porque somos capaces de levantar pesas de varios kilos tenemos un mejor rendimiento de nuestros músculos, pero esto no es así: hacerlo sólo una vez puede ser una demostración de fuerza, pero repetirlo con constancia y en varios intervalos define nuestra potencia muscular.

Dicho de otra forma, la potencia muscular implica una actividad combinada entre el esfuerzo, la velocidad y la coordinación. Para muchos entrenadores, los ejercicios con peso moderado pero de varias repeticiones son más efectivos para llevar una vida saludable.

Constan, básicamente, de levantar pesas que no sean demasiado pesadas aunque tampoco muy livianas. Simplemente, que se requiera algo de esfuerzo al levantarlas y que permitan que ese ejercicio pueda repetirse entre 8 y 10 veces sin sentir un agotamiento extremo.

El profesor Claudio Gil Araújo, director de Clinimex la Clínica de Medicina del Ejercicio, en Río de Janeiro, estudió a casi 4.000 hombres y mujeres durante varios años y concluyó que las personas con mayor potencia muscular tienden a vivir más.

Así lo expuso en el congreso EuroPrevent 2019, de la Sociedad de Cardiologia Europea realizado en Lisboa. Un ejemplo práctico podrían ser los resultados de patear una pelota: lo que lo impulsa con mayor o menor velocidad no es la fuerza del músculo, si no su potencia.

Cómo mejorar tu potencia muscular

– Elegir pesas que no sean ni tan ligeras que hagan el ejercicio demasiado sencillo ni tan pesadas que lo hagan imposible.

– Hacer entre 1 y 3 series de levantamientos de entre 6 y 8 repeticiones.

– Levantar rápido y devolverla lentamente a su posición original.

– Descansar entre cada serie.

– Ejercitar la parte superior y la parte inferior del cuerpo y alternar esos ejercicios.

– Si el ejercicio resulta muy difícil, no temer a reducir el peso para evitar lesiones. El dolor exagerado no es bueno y debe funcionar como una alarma para nuestro esfuerzo.

– Consultar con médicos y entrenadores profesionales antes de iniciar cualquier rutina.