El fanatismo puede traer consecuencias desagradables. Bien lo puede decir John Lomas, un fan de Michael Jackson que llevó su idolatría a tal punto de cambiarse el nombre para tener el mismo que su adorado músico.

Sin embargo, la aparición del documental Leaving Neverland, que expone presuntos abusos sexuales a menores cometidos por el cantante, hizo que este hombre se arrepintiera de su decisión.

"Leaving Neverland". El documental desató una polémica sobre la figura del ídolo pop.© clarin.com “Leaving Neverland”. El documental desató una polémica sobre la figura del ídolo pop.

John Lomas es británico y tiene de 38 años. Y según la prensa de su país, su fanatismo por el Rey del Pop, lo llevó a cambiar su nombre por John Michael Jackson mediante un trámite legal.

Pero las declaraciones de Wade Robson y James Safechuck, dos hombres que dicen haber sido víctimas de abuso por parte de Michael Jackson, en su niñez, le cambió la imagen que tenía de él.

Lomas, que es padre de tres hijos, no quiere estar ligado a la imagen y nombre de alguien acusado de pedofilia.

Durante años, John creyó en su ídolo y gastó a lo largo de los años, miles y miles de libras en souvenirs. Por eso ahora, lanzó una campaña mediante la plataforma Go Found Me, para recaudar fondos para recuperar su nombre original. Pero por ahora, no obtuvo respuesta.

John contó al diario The Telegraph, que cuando era chico, Michael Jackson era una de sus obsesiones. Pero la historia que cuenta el documental de Dan Reed tiró abajo por completo la imagen de su ídolo.

Y ahora quiere revertir todo para recuperar su antiguo nombre y no quedar ligado a un delito tan aberrante como el de la pedofilia.