La empresa Thames Water se encontraba encarando un nuevo proyecto de acueductos en la zona de Oxfordshire, Inglaterra.

Mientras excavaban para colocar las nuevas tuberías, los trabajadores descubrieron una serie de objetos históricos que formaban parte de un antiguo asentamiento en la zona perteneciente a la Edad de Hierro y las épocas romanas.

El magnífico hallazgo, además, cuenta con más de 25 esqueletos que retoman a más de 3.000 años de antigüedad. Rápidamente, los empleados se comunicaron con el Centro de Arqueología de Cotswold y ellos se encargaron de confirmar la información.

Allí también encontraron evidencias de viviendas, cadáveres de animales y artículos para el hogar, como cerámicas, instrumentos de corte y un peine decorativo.

hallazgo esqueletos
(Foto: Daily Mail)

Se cree que estos esqueletos estuvieron involucrados en entierros rituales y uno de ellos había sido enterrados con los pies cortados y los brazos atados detrás de la cabeza.

Neil Holbrook, director ejecutivo de Centro de Arqueología de Cotswold, dialogó con el medio británico Daily Mail y expresó:

“El nuevo proyecto de Thames Water nos brindó la oportunidad de examinar una serie de sitios arqueológicos desconocidos anteriormente. Este lugar nos dio un vistazo a las creencias y supersticiones de las personas que vivían en Oxfordshire antes de la conquista romana“.

hallazgo peine
Peine de hueso. (Foto: Daily Mail)