Samsung anunció un florero que además sirve como matafuegos desechable. Si bien parece loco, sucede que en Corea del Sur existe un grave problema con los incendios residenciales. Según estimaciones, cada año se producen más de 10.000 incendios en todo el país.

Es por eso que en 2017 se aprobó una ley que exige que todos los hogares coreanos tengan un matafuegos, pero según Samsung Fire & Marine Insurance, la división de seguros de Samsung, sólo el 58% de los hogares tienen uno.

Es por eso que Cheil Worldwide, empresa del grupo Samsung, diseño Firevase, un florero que sirve como matafuegos desechable y tiene el objetivo de concienciar a la población acerca de la importancia de tener un extintor contra incendios en el hogar.

A simple vista es un simple florero decorativo de cristal translúcido color rojo. Justamente la idea es que se camufle o sea parte de la decoración de los hogares y departamentos.

Sin embargo, en su interior se encuentra una cámara sellada con carbonato de potasio. Arriba tiene el clásico agujero para poner flores y regarlas. Ambas secciones están selladas y separadas entre sí.

En el caso de un incendio, vuelan las flores y la decoración se va al carajo. El jarrón se toma por el mango, como una molotov, y se arroja al fuego. Al romperse el jarrón se libera el carbonato de potasio lo que enfria y suprime rápidamente el oxígeno para así apagar el incendio.

La campaña del florero matafuego fue todo un éxito y han producido más de 200.000 unidades que serán ubicadas en hogares surcoreanos.