Estar en contacto con luz natural ayuda a corregir el desfasaje horario

La ciencia han determinado que el número de horas que duermes puede influenciar la esperanza de vida de una persona y su salud.

Actualmente la costumbre es prorrogar hasta recién entrada la noche la hora de acostarse y eso tiene una razón: la luz eléctrica retrasa el reloj interno del cuerpo humano.

A pesar de que cada uno decide cuando se va a dormir, conciliar el sueño depende de ese reloj interno.

Para poder reajustar los horarios es necesario estar en contacto con luz natural, según un estudio de la Universidad de Colorado (EE.UU.) y del Instituto Karolinska y la Universidad de Estocolmo (Suecia) que se publicó esta semana en la revista Current Biology.

Esa es la razón por la que cuando viajás fuera de la ciudad o te vas de vacaciones lejos de casa el sueño aparece antes de lo normal. No se debe únicamente a las actividades que hayas podido hacer durante el día, sino precisamente el cambio de ambiente.

La investigación se basó en enviar a los participantes a un camping el fin de semana para comprobar el efecto que tenía el cambio de locación a los horarios del sueño y los niveles de melatonina, la hormona encargada de regular el reloj biológico. Unos se fueron de acampada y otros se quedaron en sus hogares.

En el caso de los que se fueron a acampar, al volver sus niveles de melatonina aumentaban casi una hora y media antes de lo que lo hacían con anterioridad a la escapada, es decir, adelantaron el momento de irse a la cama.

Contrariamente, quienes pasaron el fin de semana en su ambiente habitual, se durmieron y despertaron alrededor de una hora más tarde que entre semana.

“Vivir en nuestros entornos modernos contribuye a retrasar el ritmo circadiano independientemente de la estación del año y un fin de semana de camping puede restituir nuestro reloj rápidamente”, aseveró Kenneth Wright, autor principal del estudio.

Las conclusión es clara: la solución al desfasaje horario es estar en contacto con el sol y el aire libre, independientemente de la estación. Irte a la cama más temprano te ayuda a estar en mejores condiciones a la hora de levantarte porque garantizás más horas de sueño.