Es muy probable que la segunda ola de coronavirus llegue con la gripe a California.

Author

Categories

Share

A pesar de que las tasas de coronavirus en California muestran una pequeña disminución, la segunda ola de coronavirus es latente al mismo tiempo que entra la temporada de gripe, advirtió este 28 de septiembre el gobernador Gavin Newsom.

“Al vacunarse contra la gripe, se protege y mitiga el impacto de lo que algunos han llamado la ‘twindemia’ (dobledemia), la posible segunda ola de transmisiones de COVID-19, y la gripe que ocurre al mismo tiempo, lo que ejerce presión sobre nuestro sistema hospitalario”, expuso el gobernador durante una conferencia de prensa el lunes.

La semana pasada, el doctor Mark Ghaly, secretario de Salud y Servicios Humanos de California, advirtió que había “señales tempranas” de que la transmisión de COVID-19 está aumentando nuevamente.

Newsom dijo que esos aumentos fueron visibles en el Área de la Bahía, el sur de California y los condados de Kern y San Luis Obispo. El número de reproducción efectivo (llamado R-efectivo) es la medida de la cifra promedio de nuevas infecciones causadas por un solo individuo contagiado.

El gobernador dijo que los californianos deben mantenerse atentos para protegerse a sí mismos mientras se avanza hacia la próxima ola de la pandemia reiterando que otros 26 estados ya han visto un aumento.

“Esto es, nuevamente, lo que la ciencia había predicho si volvemos a nuestra forma original, si no somos cautelosos, si no estamos atentos, si no usamos nuestras mascarillas, si no practicamos el distanciamiento social, distanciamiento físico, lavado de manos e higiene, estos números pueden comenzar a retroceder, y eso va a presionar nuestro plan escalonado y nuestra capacidad para reabrir no solo negocios, sino para que nuestras escuelas vuelvan a abrir”, expuso.

¿Pero cómo protegerse de la segunda ola? Los expertos de salud promueven la vacuna de la gripe para no abrumar los hospitales y no confundir los síntomas. Al igual que en la primera ola vuelven a pedir que la gente no baje la guardia con el aseo, las mascarillas y la distancia con las personas que no viven en el hogar, incluido el no asistir a fiestas.

De acuerdo con los expertos, para que llegue la segunda ola, el virus tendría que ser controlado y la transmisión debería reducirse a un nivel muy bajo. Ese sería el final de la primera ola. Entonces, el virus necesitaría reaparecer y resultar en un gran aumento de casos y hospitalizaciones, pero esto no ha ocurrido en general en Estados Unidos.

En California, los casos se han mantenido en un promedio estable con algunos picos que luego vuelven a bajar, y con varios condados en códigos entre el rojo y el púrpura.

Hasta el lunes, más de 800.000 personas han contraído COVID-19 en California y 15.000 han muerto. El promedio de siete días de casos positivos de COVID-19 de California fue de 3.367, con una tasa de positividad de siete días del 2.9%.

 

 

Fuente:https://www.latimes.com/

Author

Share