El paradero del ‘Salvator Mundi‘, la obra maestra de Leonardo da Vinci que fue vendida en 450 millones de dólares en 2017, fue finalmente encontrada dentro de un yate que pertenece al polémico príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.

El cuadro, que fue adquirido en una subasta de Christie hace dos años, se convirtió en la obra más cara alguna vez vendida y había sido entregada a Mohammed bin Zayed de Abu Dhabi, para que pudiera exhibirse en el nuevo Louvre Abu Dhabi.

La obra tiene más de 500 años de antigüedad y se iba a exponer, en un préstamo durante septiembre de 2018, dentro del Louvre de París para conmemorar el quinto centenario de la muerte del artista. Sin embargo, fue retirada del programa desde que desapareció.

De acuerdo a los informes el cuadro fue comprado por otro príncipe, actuando como representante de bin Salman en la subasta de Christie, y luego fue trasladado hasta el un yate valuado en 400 mil libras.

Por el momento la pintura de Da Vinci permanecerá a bordo de la embarcación hasta que los saudíes creen un centro cultural planificado en la región de Al-Ula, en la provincia de Medina, ubicada a más de 1.000 kilómetros de Riad, capital de Arabia Saudita.

El yate denominado Serene, donde se guarda la obra de Da Vinci, es una embarcación de más de 400 pies de largo y cuenta con una serie de excentricidades como un club nocturno, un cine, un muro de escalada, dos helipuertos y un hangar submarino.

Además, según los informes, fue contratado por Bill Gates hace dos años por 5 millones de dólares a la semana.

Según un informe de The Telegraph, el Louvre había insistido en atribuir que el “Salvator Mundi” es una obra que perteneció al taller de Leonardo da Vinci“, pero no una obra ejecutado por el propio maestro del renacimiento. En ese caso su valor disminuiría considerablemente.