Una familia se encontraba de vacaciones en Miami, Estados Unidos, donde habían alquilado una casa con la intención de pasar un fin de semana. En el momento en que ingresaron al hogar, se sorprendieron al descubrir la inesperada visita.

Se trató de un cocodrilo que permanecía dentro de la piscina pero lo que llamó aún más la atención de las personas fue que estaba apoyado sobre inflable de su misma especie.

Encontraron a un cocodrilo en el interior de la casa.
Encontraron a un cocodrilo en el interior de la casa.

Luego del susto que se llevaron al encontrar al animal dentro de la pileta de la casa, el inquilino optó por llamar al dueño de la casa a quien le solicitó ayuda con el fin de que pudieran retirar al reptil y enviarlo a su hábitat natural.