Emily Nicholson, una joven de 24 años, sorprendió a los medios locales cuando contó su desgarradora historia.

En medio de un tratamiento agresivo contra un cáncer cerebral y a una semana de su casamiento, su novio la dejó por Facebook. Y, como si fuera poco, le dijo que no quería estar más con ella porque había engordado.

En diálogo con Daily Mail, Emily explicó que se había mudado a Australia en 2012 para potenciar su carrera de modelo. Pero cuatro años después, le diagnosticaron un tumor cerebral que debía tratar con una medicación que le provocó un aumento de peso.

A Emily Nicholson le diagnosticaron un cáncer cerebral que, por el tratamiento, le provocó un aumento de peso.

A Emily Nicholson le diagnosticaron un cáncer cerebral que, por el tratamiento, le provocó un aumento de peso.

Aunque en una primera instancia su novio, Jamie Smith, fue su gran sostén, las cosas empezaron a cambiar en marzo de 2017. Una semana antes de su casamiento, su pareja desapareció.

A través de Facebook, sin dar la cara, le dijo que quería terminar la relación porque había engordado mucho. “Me envió un mensaje y me dijo que no quería estar más conmigo. Fue horrible”, recordó Emily.

“Buscábamos construir nuestras vidas juntos, pero mi tratamiento con esteroides y me aspecto diferente hicieron que él me dejara”, agregó la joven que había planeado, en ese entonces, congelar óvulos para formar una familia después de recuperarse de la enfermedad.

Después de que su historia se viralizara, Emily quiso enviar un mensaje esperanzador a todos aquellos que puedan pasar por una situación similar. “Hay algunos momentos en los que pienso que soy la persona más desafortunada del mundo. La gente me dice que soy muy fuerte, pero ¿cuál es la alternativa? Tenemos que seguir luchando “, concluyó.