“El presidente Donald Trump dispara un tuit desde la Casa blanca. Los mercados tiemblan.”

Así arranca este miércoles una nota del diario The New York Times después del desplome el martes en Wall Street (perdió 3,1%), agitado por una serie de tuits presidenciales acerca de la fragilidad de la tregua pactada con China sobre aranceles comerciales.

El terremoto no paró el martes. Siguió este miércoles, cuando las bolsas en Asia abrieron y cerraron en baja, siguiendo la tendencia neoyorquina. Lo mismo pasó con las plazas en Europa, que a media jornada del miércoles seguían para abajo.

Que los mercados tambaleen por malos pronósticos económicos es una cosa, pero que tiemblen por un tuit es algo muy diferente.

Pero el poder de Donald Trump es una cuestión aparte.

Alguien describió el fenómeno como “un arma de destrucción masiva”.

Un corredor de bolsa reacciona durante el cierre de la jornada de trabajo este martes en la Bolsa de Nueva York(./ EFE

Un corredor de bolsa reacciona durante el cierre de la jornada de trabajo este martes en la Bolsa de Nueva York(./ EFE

“Ni el influencer más grande se puede comparar al poder de la cuenta de Twitter de Donald Trump. Los corredores de Wall Street ya hablan del ‘riesgo del tuit presidencial'”, alertaba ya hace dos años el sitio Letras Libres, poco después de la victoria de Trump en noviembre de 2016.

Ponía como ejemplo un tuit de Trump (por entonces presidente electo) criticando el alto costo de un nuevo Air Force One construido por Boeing. “El costo está fuera de control, más de 4 mil millones de dólares. ¡Cancelen el pedido!”, escribió.

Twitter @realDonaldTrump

Twitter @realDonaldTrump

Acto seguido las acciones de Boeing cayeron, costándole a los accionistas de la empresa más de mil millones de dólares. Eventualmente, la acción se recuperó, pero el mundo financiero comenzó a ponderar los riesgos que representa un desplante trumpiano.

Lo mismo pasó con un tuit de Trump contra la firma de armamentos Lockheed Martin, el enorme contratista militar que desarrolla la nueva generación de aviones de combate estadounideses, el F-35.

Trump, aún presidente electo, escribió en Twitter: “El programa del F-35 y su costo están fuera de control. Miles de millones de dólares pueden y serán ahorrados en compras militares después del 20 de enero”.

Twitter @realDonaldTrump

Twitter @realDonaldTrump

De nuevo, el tuit provocó una caída de 4 mil millones de dólares en el valor de las acciones de la empresa. Según un cálculo hecho entonces por el diario The Guardian, Lockheed perdió 28 millones de dólares por cada carácter tuiteado.

Para los operadores de bolsa este es un nuevo factor de riesgo y lo llaman “riesgo del tuit presidencial”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here