La duquesa de Cambridge se animó a una prenda con truco para situarse en las fotos junto a doña Letizia y Máxima de Holanda en Windsor.

Las Reinas acompañaron a los monarcas a la Ceremonia de investidura de los reyes Felipe VI y Guillermo II como caballeros de la Orden de la Jarretera, y por protocolo real, Kate Middleton debía estar allí.

Tal como lo ha demostrado en otras ocasiones, la duquesa de Cambridge se inclinó por un estilismo clásico y remarcó el abrigo-vestido que tanto le gusta llevar.

Lo hizo portando un Catherine Walker, en tono blanco con cuello bebé, bolsillos y ribetes a contraste. El dato que destaca en su outfit es un adorno de pespunte que imita la forma del cuerpo y crea un efecto óptico estilizador conocido como “cintura de avispa”.

La duquesa de Cambridge junto a Máxima de Holanda observan el desfile
La duquesa de Cambridge junto a Máxima de Holanda observan el desfile.

Según los especialistas, este es uno de los trucos de moda preferidos por Kate Middleton para potenciar su figura, ya que entalla la cintura y aporta volumen a la silueta.

Para mantenerse dentro del protocolo la duquesa debía llevar un tocado. El mismo es una original pieza de Lock & Co que tenía una pluma rizada. Como complementos, llevó un bolso de mano alargado también negro y stilettos a tono.

En redes sociales, muchas personas la frialdad y el distanciamiento que había entre doña Letizia y Kate, especialmente al ver la transmisión de ambas viajando en la carroza que las llevó durante la procesión hasta una de las puertas de la capilla de St. George.

Tras descender, la duquesa estuvo conversando con la reina holandesa y la duquesa de Cornuailles, mientras que Letizia hablaba con otras personas. Cuando la Reina decidió acercarse hasta la duquesa de Cambridge para hablarle, Kate la miró rápidamente para evaluar su look.