Momentos antes de tirarse de un puente en ArizonaEstados Unidos, para terminar con su vida, el actor Isaac Kappy escribió una carta que subió a las redes sociales, donde declaró que no era una buena persona.

“Pido perdón a todas las personas con las que me porté de forma abusiva. A mis examigos que usé y traicioné, estoy arrepentido”, escribió Kappy. Una de las personas que sufrió en carne propia los abusos del actor fue Paris Jackson, la hija de Michael Jackson.

Años atrás, la modelo y Kappy mantuvieron una relación de amistad, que se terminó rompiendo cuando en un evento el actor la tomó del cuello e intentó asfixiarla. Así lo describió Paris cuando hizo la denuncia en una comisaría de Los Ángeles.

Kappy le pidió disculpas a la hija del cantante, pero nunca volvieron a ser amigos. Sus constantes llamados y mensajes a toda hora la obligaron a cambiar su número de teléfono.

Y ya no volvieron a hablar. Paris todavía no se expresó sobre el suicidio de su examigo. Un recuerdo triste que terminó en tragedia.