Hay dos clases de personas en vacaciones. Los que quieren desenchufarse, olvidarse del trabajo, de los mails, de las redes sociales y de los mensajitos por chat, y los que están conectadísimos y comparten cada cosa que hacen -o dejan de hacer- en redes sociales.

En un complejo turístico en la isla de Bali, en Indonesia, apuntan claramente a una vacación “unplugged”, por lo que prohibieron el uso de celulares, cámaras, tablets y otros dispositivos electrónicos en una de sus piscinas y en la zona del spa, para “ayudar” a los huéspedes a desconectarse.

Una de las piletas donde no se pueden usar dispositivos electrónicos.

Una de las piscinas donde no se pueden usar dispositivos electrónicos.

La limitación no es para todo el hotel, y además habrá algunos horarios “aptos para tecnología”: de 7 a 9 y de 17 a 19.

La zona de desconexión se llama River Pool, y según los representantes del complejo fue creado como “un lugar de tranquilidad, donde nuestros huéspedes puedan relajarse verdaderamente y ‘estar en el momento’“. O por lo menos eso dice uno de los carteles al lado de la piscina.

Tragos sí, teléfono no.

Tragos sí, teléfono no.

“Nuestra intención es preservar quiénes somos valorando la conexión humana y el tiempo para uno mismo”, explicaron desde el hotel al portal Lonely Planet.

¿Te aburres sin el teléfono? Tranquilo: el lugar ofrecerá juegos de mesa clásicos, como el ajedrez y el jenga, además de cartas y hasta sudokus.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here