El último capítulo de Game of Thrones generó muchas críticas por parte de los fans de la serie y también surgieron varios errores en la edición,similar al cuarto capítulo de la octava temporada.

El primero que señalaron los seguidores desde las redes sociales fue un vaso de café, que estaba donde no debía estar. Luego reapareció una mano de Jaime Lannister y, ahora, llegó la botella de agua mineral, un elemento inexistente en la historia.

El nuevo descuido en el último capítulo de Game Of Thrones

En los últimos tres episodios, los fans detectaron errores que no dejaron pasar y que generaron muchos memes al respecto.

Ante la repercusión que había tenido el vaso de café, HBO había decidido tomárselo a broma y como respuesta había expresado: “El latte que apareció en el episodio fue un error. Daenerys [Emilia Clarke] había ordenado un té de hierbas“.

La fanática que descubrió la botella fue Beth. Al terminar el último capítulo, subió a su cuenta de Twitter la imagen de la discordia.

Por el momento, no está claro quién se “olvidó” de retirar del set el envase. Pero se observa que John Bradley-West, en su papel de Samwell Tarly, intentao tapar el objeto con su pierna.

Cuando apareció el vaso de café, HBO borró de manera digital el recipiente. Y Bernie Caulfield, una de las productoras ejecutivas de la serie, pidió disculpas en una entrevista en la radio WNYC.

“Los profesionales de la serie están implicados un 1000 %. Si este fallo es lo peor que podemos encontrar, es que estamos en buena forma”, aclaró.

Además, desde la cuenta oficial de Juego de Tronos en Twitter escribieron: “Noticias desde Invernalia. El latte del episodio fue un error. Daenerys había pedido té de hierbas“.