Después del narcotraficante Juan Carlos Ramírez Abadía, alias ‘Chupeta’, uno de los principales testigos contra Joaquín ‘Chapo’ Guzmán en el juicio que se adelanta en Estados Unidos, otro colombiano aparece como hombre clave del capo que ahora lo traiciona.

Se trata del ingeniero Cristian Rodríguez, quien creó un sistema de comunicaciones encriptada para el Cartel de Sinaloa.

El objetivo era interferir las llamadas de las autoridades norteamericanas para estar un paso más delante de ellas. Para eso Rodríguez entrenó a varios técnicos que pudieran interceptar las llamadas sobre el peligroso cartel mexicano. Así fue hasta que el FBI le tendió una trampa.

En una falsa reunión con agentes encubiertos en el hotel Manhattan, lo grabaron confesando sus servicios.

Eso fue necesario para detener a Rodríguez -que trabajaba desde Colombia-, quien a cambio de no ir a la cárcel aceptó colaborar con la policía federal norteamericana. Así lo relató ante el jurado Stephen Marston, un agente especial del FBI que descubrió el “sofisticado sistema de comunicación” que había diseñado para “El Chapo”.

El narcotraficante colombiano Juan Carlos Ramírez Abadía, alias Chupeta, testificó contra el ‘Chapo’ para rebajar su condena de 55 años de prisión en EE.UU. (Imagen: @TelemundoNews)

El narcotraficante colombiano Juan Carlos Ramírez Abadía, alias Chupeta, testificó contra el ‘Chapo’ para rebajar su condena de 55 años de prisión en EE.UU. (Imagen: @TelemundoNews)

El ingeniero tuvo que mudar tres servidores instalados para el capo de Canadá a Holanda. Y con el aval de las autoridades de ese país interceptó 1.500 llamadas telefónicas entre abril de 2011 y enero de 2012, sobre conversaciones de Guzmán desde sus escondites en Sinaloa con sicarios, socios y oficiales mexicanos corruptos. Estas charlas fueron difundidas en el juicio en Nueva York.

Aun no se sabe si Rodríguez, en una prisión de Estados Unidos, se presentará como testigo en el juicio. Pero algunas de las conversaciones de su intercepción ya fueron reveladas al jurado. Una de ellas es del jefe de seguridad en Sinaloa, “Cholo” Iván, a quien describieron como un hombre violento y rebelde.

Chapo: ¿Les pegaste a los policías?

Cholo: Les di una patada en el culo a todos, a los locales, los federales.

Chapo: No seas tan duro con la policía.

Cholo: Bueno, me pediste que sea como un lobo, que actúe como un lobo, recuérdalo. Y así es como me gusta.

Chapo: No, no, no, deja a esos policías (…) No los persigas, son los que ayudan. (…) Solo rétalos, no les pegues más (…) Habla con ellos con calma porque pueden llamar a los soldados. (…) ¡Oye, ya los machucaste una vez!.

Como esta, fueron revelados otros diálogos que ponen en evidencia la forma como operaba el ‘Chapo’ como líder del cartel de Sinaloa, acusado de traficar más de 155 toneladas de cocaína a Estados Unidos, donde piden cadena perpetua.

Pero también dan cuenta de los agentes y funcionarios corruptos con los que se alió en México, como un gobernador y un alcalde no identificados.