Anders Holch Povlsen, el hombre más rico de Dinamarca, perdió a tres de sus cuatro hijos en los ataques en Sri Lanka el domingo.

La familia estaba de vacaciones por Semana Santa en el hotel Shangri-La, uno de los complejos de lujo atacados junto a iglesias en una serie de atentados reivindicados por el grupo ISIS que dejaron 321 muertos y 500 heridos.

Justo unos días antes de los ataques, la mayor de las hijas de Povlsen, Alma, había publicado en su cuenta de Instagram una fotos de las vacaciones de sus hermanitos Astrid, Agnes y Alfred al borde de una pileta. En las últimas horas, la joven recibió más de 6.000 comentarios de condolencias.

La foto de los chicos que publicó su hermana mayor, Alma, en Instagram. Foto: @almashpovlsen.

La foto de los chicos que publicó su hermana mayor, Alma, en Instagram. Foto: @almashpovlsen.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca confirmó este lunes que tres daneses habían muerto en los atentados. Un vocero de Bestseller, una de las compañias de Povlsen, luego confirmó que las víctimas eran los hijos del multimillonario.

Podemos confirmar que Anders perdió tres hijos en el ataque”, dijo Jesper Stubkier, gerente de comunicaciones de Bestseller. Stubkier pidió además “respetar la privacidad de la familia”.

Povlsen, de 46 años, fue catalogado por la revista Forbes en 2018 como el hombre más rico de Dinamarca, con una fortuna estimada en US$7.900 millones.

Otra foto de los chicos que publicó su hermana mayor, Alma, en Instagram. Foto: @almashpovlsen.

Otra foto de los chicos que publicó su hermana mayor, Alma, en Instagram. Foto: @almashpovlsen.