El conductor de un camión de caudales desapareció este lunes en las afueras de París con al menos tres millones de euros cuando realizaba una ronda mientras otros dos de sus compañeros estaban cargando un cajero automático, según informó el canal BFMTV.

Fuentes policiales citadas por la emisora “France Info” señalaron que no se descarta ninguna opción, incluida la de que el conductor -de 28 años, y con unos pocos meses de antigüedad en la empresa- pudo ser secuestrado por una banda de delincuentes, pero se decantan más por la fuga.

Los hechos ocurrieron hacia las 6 hora local en la ciudad de Aubervilliers, limítrofe con París, cuando dos de los tres empleados de la compañía de transporte de dinero Loomis bajaron del vehículo para aprovisionar el cajero de una agencia bancaria.

El furgón estaba a unas cinco cuadras de distancia, vacío.

El furgón estaba a unas cinco cuadras de distancia, vacío.

Cuando salieron del banco, no estaban ni el camión blindado ni el tercer colega. El vehículo apareció a unas pocas cuadras, con las puertas abiertas y sin las 60 bolsas de dinero donde se calcula que había alrededor de tres millones de euros.

No es la primera vez que ocurre un hecho así en Francia. En 2009, Toni Muslim, otro empleado de una empresa de transporte de fondos se fugó con un furgón cargado con más de once millones de euros. Estuvo prófugo durante una decena de días antes de entregarse.