Duda resuelta: esta es la forma de aplicar el corrector de ojeras

Author

Categories

Share

El corrector de ojeras es uno de los mejores amigos de cualquier look. Para empezar es esencial elegir el adecuado para ti. En esta materia, lo aconsejable es optar por aquel cuya tonalidad es lo más parecida posible a la de la piel de tu rostro.

Una vez hayas dado con el corrector de ojeras indicado es bueno que conozcas las mejores formas de usarlo porque aplicarlo de forma adecuada es clave para lograr que un buen maquillaje se mantenga y luzca.

Los pasos para aplicar el corrector son:

Hidratación ante todo: la primero que debés tener en cuenta es que antes de utilizarlo es bueno aplicar una crema hidratante para que tanto el corrector como el maquillaje que vayas a ponerte se fundan mejor y no se cuarteen.

El orden de los factores altera el producto: la mayoría de la gente suele aplicar el corrector y después la base, pero los maquilladores profesionales desaconsejan esta costumbre.

Lo mejor es dejar el corrector para después y así se consigue por un lado un acabado más uniforme y por otro se requiere menos cantidad.

Zonas de aplicación: hay que ubicar el corrector tanto el párpado inferior como en el contorno de cada ojo.

Mezcla de técnicas: para aplicar el corrector es mejor combinar el uso del pincel con los dedos.

Primero, pon el producto con la herramienta para luego aprovechar el calor de la yema de tus dedos en pequeños toques para calentar el maquillaje, eliminar el exceso del mismo y hacerlo más uniforme.

– Menos es más: para conseguir un acabado natural es mejor aplicar el corrector de a poco en cantidades chicas y solo en las zonas realmente necesarias, por ejemplo, si tienes áreas más azuladas o granitos. Después solo queda expandirlo y homogeneizar.

Combatir las ojeras: si tienes unas ojeras muy marcadas, un truco de expertos en maquillaje es aplicar primero un corrector con un color más anaranjado y luego, pasados unos minutos y se haya secado el producto, procedé a ponerte el que tiene el mismo tono que tu rostro.

De ese modo, garantizás que las tonalidades violáceas o azuladas se tapen por completo.

Toque final: quitá el exceso de producto con un pañuelo de papel y luego aplicá una bruma en vez de polvos fijadores, los cuales crean una superficie irregular y secan demasiado la zona .

Author

Share