Dave Grohl arrancó mal el 2019. En el primer show de Foo Fighters, el cantante y guitarrista se cayó en plena presentación en Las Vegas. El músico bajó a saludar a algunos fans e intentó tomar una lata de cerveza.

Cuando quiso volver al escenario, resbaló y terminó en el suelo. Rápidamente la gente de seguridad lo ayudó a pararse y a seguir con el espectáculo. Una persona del público grabó ese momento y lo viralizó en las redes sociales.

Esta no fue la primera caída del exintegrante de Nirvana. En 2015, Grohl se rompió la pierna al caer del escenario en Gothenburg, Suecia, cuando la banda apenas interpretaba la segunda canción del show, “Monkey Wrench”.

Por un largo tiempo, Grohl siguió la gira con un “trono”, un sillón donde podía apoyar su pierna accidentada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here