Lpiel de las mujeres asiáticas es la envidia del resto del planeta. Especialmente en China, cuentan con una variedad de productos para cuidar el cutis. Muchos se pueden encontrar en cualquier parte del mundo, aunque no se se usan para cuidar la cara.

“Para las mujeres chinas, la piel de la cara es el mayor indicador de la belleza y algo que nos inculcan desde niñas es el uso de productos naturales, aunque sea necesario seguir varios pasos y los efectos se den poco a poco”, explicó Wan Xuan Sun, exmodelo china, a la revista chilena Paula.

Uno de los secretos de las mujeres chinas para cuidar el rostro reside en lo que beben. El té verde, una de sus infusiones predilectas, tiene un efecto antiinflamatorio y contiene un número importante de antioxidantes que colaboran en la eliminación de impurezas del organismo.

Otro de sus trucos es usar agua de arroz para lavarse la cara. Tiene también un efecto antiinflamatorio, incrementa la firmeza y nivela la textura de la piel.

“Además de retirar impurezas e hidratar la piel, ayuda a reducir los puntos negros. Hay que poner un bol bajo la canilla de agua fría y lavar un puñado de arroz. El agua que escurre en el bol se guarda y se aplica en la cara con un algodón”, indicó la exmodelo.

Para complementar esta limpieza, utilizan rodillos de Jade, un masajeador facial de acupresión. Son muy efectivos para disminuir la hinchazón del rostro, estimular la circulación sanguínea y drenar las toxinas.

Por último, las máscaras faciales son uno de los primeros ritos de belleza que aprenden las chinas de bien chicas. Los dos productos que más se usan para prepararlas son judías Mungo (un tipo de chaucha) y bayas de Goji.