Cuál es el tipo de amigos que necesitas para no deprimirte

Tal y como dijo Aristóteles, el hombre es un ser social por naturaleza. Es una necesidad biológica relacionarse con otros para sobrevivir y además disfrutar de la vida. En ese proceso, los amigos son fundamentales.

Es por eso que las amistades son una de las claves para no caer en una depresión. Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Warwick y Manchester, en el Reino Unido, los amigos mentalmente saludables y que de forma habitual están de buen humor pueden contagiarte su buen estado de ánimo.

En esa investigación se comprobó que el estado de ánimo sano se propaga a través del contacto social, pero la depresión no.

Según los resultados, otro factor importante no es la cantidad sino la calidad. Con tan sólo cinco amigos de tendencia alegre se tienen el doble de chances de evitar una depresión en comparación con quienes no los tengan.

La profesora Frances Griffiths, directora de ciencias sociales y sistemas de salud de la de la Universidad de Warwick, indicó que las amistades pueden ser un buen tratamiento en el caso de ya padecer depresión:

«Hemos descubierto que un estado de ánimo sano entre amigos está relacionado con un riesgo significativamente reducido de desarrollar y aumenta las posibilidades de recuperación de la depresión”.

Los amigos son una pieza fundamental para que no estar deprimido.

Los amigos son una pieza fundamental para que no estar deprimido.

«Nuestros resultados ofrecen implicaciones para mejorar el estado de ánimo de los adolescentes.

En particular, sugieren la hipótesis de que el fomento de los lazos de amistad entre los adolescentes podría reducir tanto la incidencia como la prevalencia de la depresión entre los adolescentes», amplió.

Otro autor del trabajo, el doctor Thomas House, profesor titular de matemáticas aplicadas de la Universidad de Manchester, consignó: «Podría ser que tener una red social más fuerte sea una manera efectiva de tratar la depresión.

Se necesita más trabajo, pero es posible que reduzcamos significativamente la carga de la depresión a través de intervenciones sociales baratas y de bajo riesgo”.