Mantenerse activo es uno de los factores fundamentales para gozar de buena salud y prevenir diversas enfermedades.

Con media hora diaria ya es suficiente para que el cuerpo experimente los beneficios de estar en movimiento. Pero para que sea realmente un buen ejercicio de cardio el ritmo también es importante.

Caminar es una de las actividades más sencillas y accesibles a la hora de realizar una actividad física. La ventaja respecto al running es que no está contraindicada a ninguna edad ni tampoco a las personas con problemas de rodillas.

Pese a todos estos puntos a favor, según varias investigaciones, alrededor de un 40 por ciento de las de personas de entre 40 y 60 años no llegan a caminar ni diez minutos al día en todo un mes.

Para cuidar la salud cardiovascular es importante mantener un paso activo de un minuto por cuadra. Hacerlo en dos o más ya equivale a un paseo y se pierden varios de los beneficios de este ejercicio.

Si aún no te convenciste, este es un listado de los beneficios que te da el caminar a diario durante media hora:

– Reduces la retención de líquidos, el nivel de colesterol elevado, el estrés, la grasa corporal, la flacidez y la celulitis.

– Mejorás la circulación, la salud cardiovascular, tu estado de ánimo, tu rendimiento y tu resistencia física.

– Oxigenás tu cuerpo.

– Fortalecés todos tus músculos.

– Previenes diversas enfermedades como diabetes e hipertensión.

– Refuerzas tu sistema inmunológico.

Si ya tieness el gusto por caminar y cumplís con el tiempo de un minuto por cuadra, tienes la opción de probar el power walking, una técnica exigente que sirve para quemar más calorías y tonificar los músculos de las piernas, glúteos, abdominales, lumbares y brazos.