Correr es un ejercicio aeróbico muy recomendable para cuidar la salud. Se trata de una actividad que no es compleja y que ayuda al consumo de oxígeno por eso es tan útil para mejorar el acondicionamiento cardiovascular y bajar el riesgo de padecer un ataque cerebrovascular o un infarto agudo de miocardio.

La duda siempre está en si es mejor salir a correr al aire libre o, en cambio, hacerlo en casa o en el gimnasio en una cinta.

Pros y contras de correr en la cinta

La cinta es para que las persona que muchas veces tienen poco tiempo, vergüenza de salir a la calle o gente mayor que tiene miedo de lesiones. Además, es necesario disponer de un cierto nivel económico para adquirir la máquina y tenerla en casa o pagar una cuota para ir al gimnasio.

Ventajas:

● Permite medir la distancia, la velocidad o incluso calcular el consumo de calorías.

● Reduce las lesiones de impacto en las piernas, por lo que se usa más en rehabilitación cuando un paciente quiere rehabilitar la rodilla o un desgarro muscular.

● Evita las inclemencias del clima, en casa o en el gimnasio el aire acondicionado protege de los golpes de calor y al estar en interior la lluvia no es una molestia.

Pros y contras de correr al aire libre

Salir a correr es una actividad gratuita, accesible y en la que uno puede marcar sus propios horarios.

No obstante, se cuenta con la resistencia del viento que puede dificultar el inicio de la actividad y además no se está protegido de las condiciones del tiempo. La lluvia puede provocar caídas y las altas temperaturas puede llevar a la deshidratación o golpes de calor.

Además, hay más chances de sufrir lesiones, principalmente por el impacto que ejerce la calle sobre las rodillas.

Ventajas:

● Estimula el contacto con el exterior.

● Disminuye las posibilidades de aburrirse de la actividad.

● Se trabaja más la fuerza de las piernas y se realiza un ejercicio más completo porque se van a mover muchos más grupos musculares que en la cinta.

● Reduce el estrés por el contacto con el exterior.

No hay límite de velocidad, como sí existe en la máquina.

¿Qué recaudos hay que tomar en ambos casos?

– Cuenta con un apto médico. Se hace una historia clínica, un examen médico clínico y cardiológico y debés informar al médico cuál es la actividad que vas a llevar a cabo.

– Usá calzado e indumentaria adecuados.

– Si vas a salir a correr al exterior, tratá de no hacerlo con lluvia intensa, bajas temperaturas o calor extremo (en este último caso especialmente entre las 11 y las 17).

– Si puedes, buscá asistencia de un profesor de educación física o entrenador personal que te guíe.

– Si es posible, tené un control nutricional.