El ex presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, ha obtenido la libertad bajo fianza este miércoles tras haber permanecido casi un año entre rejas por cargos de corrupción, según ha informado la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El Tribunal Superior de Seúl le concedió la libertad bajo fianza el pasado 29 de enero, tomando en consideración el deterioro de salud y otras razones que Lee había alegado en su petición.

Lee, quien ocupó la presidencia de Corea del Sur de 2008 a 2013, fue detenido en marzo de 2018 e imputado de 16 delitos, entre ellos aceptación de sobornos por millones de dólares, abuso de poder, malversación de fondos, evasión fiscal y otras irregularidades.

El ex presidente de Corea del Sur, Lee Myung-Bak, junto a su esposa durante la Cumbre del G20 celebrada en junio de 2012 en México. /EFE/Roberto Escobar/

El ex presidente de Corea del Sur, Lee Myung-Bak, junto a su esposa durante la Cumbre del G20 celebrada en junio de 2012 en México. /EFE/Roberto Escobar/

Durante el juicio se demostró que el ex presidente era el propietario real de una empresa de piezas de vehículos registrada a nombre de su hermano y que utilizó su poder en beneficio de la compañía y el suyo propio, incluida la aceptación de un soborno de 5.900 millones de wones, equivalentes a unos 5,2 millones de dólares por parte de Samsung.

Fue condenado a 15 años de cárcel en octubre pasado y permanecía en prisión a la espera de una apelación.