Contar calorías no es la mejor forma de adelgazar

Author

Categories

Share

Empezar un cambio de alimentación saludable no es fácil, sobre todo si uno de los propósitos principales es perder peso.

Es necesario pedir ayuda y ponerse en manos de un nutricionista que te ayude a conseguir el régimen más adecuado a vos y tu estilo de vida y tomartelo con calma para que el proceso se haga más llevadero.

Uno de los errores más comunes cuando se busca adelgazar es obsesionarse con contar las calorías de los alimentos que vas a consumir. Eso hace que a veces se descarten comidas saludables que se consideran calóricas.

Adelgazar o engordar no es una cuestión meramente de calorías, sino que tiene que ver con la combinación de los alimentos y la calidad de las comidas que se seleccionan.

Si bien el consumo calórico total del día es importante tenerlo en cuenta para no ganar peso, existen otros factores que hay que tener presentes, como el método de cocción de los alimentos, la saciedad, la elección de permitidos o el tipo de entrenamiento con el que se complementa la dieta.

Se recomienda que lo mejor para arrancar una dieta es reducir la cantidad de lo que se come, pero no por ello eliminar algún grupo de alimentos:

A comer de todo, cuánto más variado mejor y, en la cantidad adecuada, ni más ni menos. Si usas un plato de postre en lugar de uno grande, si te sirves porciones pequeñas y no repitess, si bebes con moderación, el impacto sobre tu cuerpo no es tan grande.

Por eso, uno debe aprender a diferenciar calorías que solo aportan energía, presentes en los productos ultraprocesados, de las que además de energía incorporan nutrientes, que se encuentran en alimentos saludables con fama de engordar porque su contenido calórico es elevado, como frutos secos, palta, aceitunas o plátanos.

Estas comidas por sí solas no engordan, sino que se gana peso por el conjunto de tu alimentación.

Lo importante es no comer en abundantes cantidades, por lo que es recomendable consumir productos saciantes, apetecibles y antiinflamatorios. Si este tipo de alimentos se combinan con frutas y verduras se logra perder peso.

Por ejemplo, cocinar un plato de pasta y combinarlo con alguna verdura para que su fibra te sacie. De ese modo, logras consumir hidratos de carbono en su justa medida.

Las verduras aportan fibras y saciedad a tus platos.

Las verduras aportan fibras y saciedad a tus platos.

Al cocinar un alimento en un recipiente que contenga un elemento graso (aceite, manteca, etc.) incrementas muchísimo su valor calórico y, por supuesto, su valor graso. Una alimentación saludable mantenida en el tiempo es la única manera eficaz de perder peso.

Finalmente, tienes que tener en cuenta que según qué tipo de entrenamiento se te abre el apetito, con lo cual a veces es contraproducente realizar mucha actividad física, porque consumís más energía y, por ende, necesitas comer más.

Author

Share