Cómo tomar café de la forma más saludable posible

Es sabido que del café no se puede abusar y en algunos casos, se recomienda además sustituirlo por otro tipo de infusión. Sin embargo, tiene propiedades muy beneficiosas, como se explicó en anteriores ocasiones en este portal.

Si eres de los que después de almorzar toma un café, haces bien. Entre las 13.30 y las 17 horas es un buen momento para beberlo ya que no interviene en la producción natural del cortisol, la hormona del estrés.

A esa conclusión llegó el neurólogo Steven L. Miller, de la Universidad de Medicina de Dartmouth (EUA) que estudió cómo afecta el café al cortisol. Según sus conclusiones, la liberación de la hormona se produce en unas horas concretas del día para que el cuerpo se despierte de manera natural.

Según sus resultados, de 8 a 9 de la mañana tampoco es recomendable tomar esta bebida. Sin embargo entre las 9.30 y las 11.30 horas, clásica pausa en las jornadas laborales es otro buen momento para beber café.

A esa hora el cuerpo dejó de producir cortisol y el organismo puede beneficiarse de la cafeína.

Asimismo, el neurólogo precisó que a partir de las 17.30 el café interfiere también en el cuerpo. Con lo cual, tampoco es una bebida a elegir en el caso de una merienda tardía.

Si en esos horarios que el cuerpo produce cortisol consumes alguna bebida excitante, como el café, hace que el cuerpo produzca esta hormona en menos cantidad y, de ese modo, crece la dependencia del café.

En cuanto a la cantidad, tomar hasta tres tazas al día es beneficioso para la salud. Finalmente, elige un café tostado natural no torrado, que es lo que hace que se mantenga puro y que no engorde.

En ese proceso artificial se le agrega azúcar al realizarse a tan altas temperaturas. Eso crea película en el grano que además enmascara y tergiversa su sabor.