El príncipe Harry y Meghan Markle pueden estar ocultando el nacimiento del bebé que está por llegar, pero eso no ha impedido que todos en Gran Bretaña intenten adivinar el género y el nombre de su primer hijo.

Si hay que creer a los corredores de apuestas británicos, definitivamente es una niña, y Diana bien podría ser uno de sus muchos nombres.

La agencia William Hill cerró las apuestas sobre el género del bebé hace unos días después de una “avalancha” de apuestas provenientes de personas convencidas de que la pareja real tendrá niña.

Hasta ahora, Diana encabeza la lista de las casas de apuestas: William Hill pone las probabilidades en 4/1. Victoria, Alice, Grace y Elizabeth están muy cerca, mientras que Albert, Arthur y James son suposiciones populares para un niño.

(AP)

(AP)

“Un número ridículo, el 80% de las apuestas realizadas, son para el nombre de Diana”, dijo el portavoz de la firma, Rupert Adams, que, personalmente, duda de que Harry elija un nombre que evoque tan directamente la muerte trágica de su madre en 1997, pero agregó: “Hay muchas posibilidades de que sea un segundo nombre”.

Carolyn Harris, una historiadora real que enseña en la Escuela de Estudios Continuos de la Universidad de Toronto, está de acuerdo en que Diana podría ser un segundo nombre. Eso es lo que el hermano de Harry, el príncipe William, y su esposa Kate Middleton hicieron con su hija a la que llamaron Charlotte Elizabeth Diana, de 3 años. 

Los duquesa de Cambridge con sus tres hijos: Louis, Charlotte y George

Los duques de Cambridge con sus tres hijos: Louis, Charlotte y George

Los duques de Sussex no han anunciado el sexo del bebé o la fecha de parto, que se cree que será a finales de abril. La pareja declaró el jueves que mantendrán la privacidad del nacimiento y no compartirán noticias sobre la llegada del bebé hasta que se lo cuenten a familiares y amigos.

Eso ha llevado a muchos a llegar a la conclusión de que están planeando un parto en su nueva residencia, Frogmore Cottage, cerca del castillo de Windsor, en las afueras de Londres.

Nacido en casa o no, el escenario será muy diferente del circo mediático que duró días fuera del hospital de Londres, donde nacieron los tres hijos de su cuñada Kate. Eso frenará significativamente el frenesí del nombre y las apuestas de género.

La reina Isabel decidirá si el hijo de los duques de Sussex será llamado princesa o príncipe (Reuters)

La reina Isabel decidirá si el hijo de los duques de Sussex será llamado princesa o príncipe (Reuters)

Cualquiera que sea el nombre que elijan, el nuevo bebé no tendrá automáticamente el título oficial de príncipe o princesa. Esos títulos fueron otorgados por la reina Isabel II a los tres hijos de William, el hijo mayor del príncipe Carlos, heredero del trono británico.

En cambio, se espera que el bebé de Harry y Meghan se llame el conde de Dumbarton si es un niño y Lady Mountbatten-Windsor si es una niña. Dicho esto, la bisabuela de la niña o niño, la reina Isabel II, podría cambiar eso si quiere que el bebé sea un príncipe o una princesa.

El primer hijo de Harry será el séptimo en la fila del trono, desplazando al tío del duque, el príncipe Andrew, uno de los cuatro hijos de la reina de Inglaterra.