Cómo puedes hacerte un sándwich lo más saludable posible

Author

Categories

Share

El sandwich es uno de los snacks más fáciles de preparar porque no requiere de mucho tiempo para armarlo. Puede ser una opción para el desayuno, la merienda o una cena o almuerzo más rápidos si estás apurado.

Sin embargo, el tipo de pan y los ingredientes que le pones pueden hacer que esta comida sea saludable o que su consumo excesivo sea perjudicial para tu bienestar. Acá van algunos tips para tener en cuenta:

Elige pan integral: tiene las mismas calorías que el blanco pero su contenido en fibras, vitaminas y minerales es superior. Para que no sea tan repetitivo existen distintas variedades con semillas.

Añadí ingredientes adecuados: en la medida de lo posible debe contener alguna verdura verde y de color. En cuanto a las proteínas opciones recomendables son atún en agua, pechuga de pollo o pavo, jamón bajo en sal y grasa o huevo.

Si prefieres carne que sea magra. Trata de no usar los quesos que se derriten. Las salchichas pueden ser también una opción ocasional pero siempre las que tengan más proteína y menos sal.

Evita los aderezos altos en grasas: como por ejemplo la mayonesa, el queso crema o la manteca. Si no quieres que quede seco puedes ponerle hummus, mostaza, un poco de aceite de oliva en crudo o palta.

No repitas: hazte un solo sándwich y trata de que no se repita en todas las comidas del día. Por ello es bueno que en ese tenga bastantes alimentos para que la sensación de saciedad sea mayor.

Author

Share