lunes, noviembre 30, 2020

Cómo prevenir infecciones de oído en verano

Para nadie es un secreto que las infecciones de oído se incrementan en verano.

No es que la estación en sí genere este problema. Es la combinación entre las altas temperaturas y las actividades en el agua lo que termina dando como resultado este tipo de problemas en el oído.

El clima caluroso y la humedad presente en la atmósfera son el caldo de cultivo propicio para virus, bacterias y hongos.

Si a eso le sumamos los baños en la playa o en piscinas, y le agregamos una falta de cuidado en las prácticas de higiene, es muy probable que uno de los resultados sean las infecciones de oído.

Los más afectados por las infecciones de oído suelen ser los niños. Al fin y al cabo, ellos no tienen un criterio plenamente formado para llevar a cabo las acciones de prevención.

Por eso es muy importante estar pendientes de ellos y evitar que terminen padeciendo estos males.

Las infecciones de oído y el verano

Las infecciones de oído y el verano

Las infecciones de oído aumentan durante el verano. La humedad, sumado al aumento de la temperatura, facilita el crecimiento de microorganismos infecciosos.

En el oído siempre hay una importante cantidad de microorganismos que están presentes sin causar ningún problema de salud.

Conviven con el conducto auditivo, por así decirlo, en perfecta armonía. Sin embargo, si hay un incremento de la humedad, y esto se combina con altas temperaturas, el equilibrio se rompe.

Cuando la humedad se mantiene elevada, por un lapso más o menos prolongado, el pH del oído cambia. Esto hace que se produzca un incremento de hongos y bacterias. Al final, este factor es lo que termina propiciando las infecciones de oído.

Si a esto le sumamos que en las piscinas hay elementos químicos, el riesgo es mayor. El agua salada del mar, así como otros componentes que pueden estar presentes en la misma, también incrementan el peligro. Así mismo, en los lagos y ríos a veces hay bacterias que añaden un factor más de riesgo.

Los síntomas de la infección

El síntoma más característico de las infecciones de oído es la supuración.Sale un líquido de aspecto seroso, casi siempre amarillento. Si hay muchas bacterias, el líquido se torna de un color verdoso, a veces muy intenso.

El otro síntoma habitual son el dolor y las molestias en los oídos. Hay calor, hinchazón y enrojecimiento en la oreja, o detrás de ella. A veces el dolor no es constante. Lo mejor es probar a presionar la parte de la oreja que cubre el orificio. Si hay molestia, es señal de infección.

Cuando la infección es de origen bacteriano, hay más dolor. Si lo que la causa es algún tipo de hongo, en lugar de dolor se siente un fuerte picor. En los niños, sobre todo si son muy pequeños, uno de los síntomas habituales es que se tocan muy frecuentemente las orejas, como si sintieran incomodidad.

Prevenir las infecciones de oído

Prevención de las infecciones de oído y el verano

Una adecuada higiene del oído es clave para evitar las infecciones en el verano. Es primordial evitar el uso de métodos agresivos como introducir hisopos de algodón.

Las principales medidas a tomar para prevenir las infecciones de oído en el verano son las siguientes:

  • Uso de tapones para el agua. Los tapones son especialmente recomendados para quienes ya han tenido infecciones del oído en el pasado. Sin embargo, ningún tapón elimina totalmente el riesgo de infección.
  • Secar los oídos adecuadamente. No se recomienda el uso de hisopos y mucho menos si se usan con fortaleza. Lo más adecuado es emplear una toalla seca y limpia, pasándola suavemente por la cavidad auricular. Esto es recomendable también después de la ducha.
  • Evitar las zambullidas bruscas. Entrar al agua con un salto desde una altura considerable implica someter al oído a un cambio de presión súbito. Esto puede terminar causando lesiones y favoreciendo la aparición de alguna infección.
  • No hurgar, ni hacer maniobras para retirar el agua. Es usual que al salir de una piscina o del mar se sienta algo de molestia por el agua que queda en las orejas. Los niños, especialmente, muchas veces se hurgan o manipulan para extraer el fluido. Esto debe evitarse, ya que fácilmente causa lesiones.
  • Usar calor para terminar la limpieza. Al limpiar el oído con una toalla nunca se deben realizar maniobras para penetrar en el orificio. Si hay la sensación de que todavía queda agua, lo mejor es emplear un secador de cabello, apuntando hacia el oído, desde una distancia prudente.

Latest Posts

Me Gusta la Tuya (2020) online

Ricardo, un médico divorciado, se enamora de Claudia e intenta conocerla acercándose a su hermano Julio César, quien también es su compañero de trabajo....

MÁS NOTICIAS

The Queen’s Gambit rompe un nuevo record

A pocas semanas de su debut en la pantalla de Netflix, The Queen’s Gambit, la historia de Elizabeth Harmon protagonizada por Anya Taylor-Joy, acaba...

Guatemala ganó 4 medallas más en el cierre del Campeonato Centroamericano de Ruta 2020.

La participación de las selecciones nacionales de ciclismo de Guatemala en el Campeonato Centroamericano de Ruta 2020 terminó de con resultados destacados gracias a las 4 medallas...

Gobierno desestima advertencia de Moody’s de bajar calificación crediticia del país.

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, desestimó este lunes la advertencia de la agencia Moody’s de rebajar la calificación crediticia del país si no se...

EE.UU. y países donantes de Guatemala piden investigar los hechos del sábado.

Guatemala, 23 nov (EFE).- Estados Unidos y los principales países y entidades donantes de Guatemala pidieron una pronta investigación de los hechos ocurridos el...

Congreso de Guatemala suspende aprobación de presupuesto que desató protestas

El Congreso de Guatemala suspendió la madrugada del lunes un polémico presupuesto para el próximo año, cuya aprobación desató protestas el fin de semana...