Cómo es la moda «foodie» que arrasa por ser sabrosa y saludable

Se llaman foodies a las personas que son fanáticas de la buena comida y que están buscando constantemente nuevas recetas y platos de todo tipo.

Una de las opciones más elegidas son los Buddha Bowls, o lo que es lo mismo, un mix de ingredientes 100 por ciento saludables que reúnen los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo ya que mezcla hidratos con proteínas y grasas saludables.

Proviene de la tradición de los monjes budistas que recorrían las calles del pueblo aceptando la comida que los habitantes les ofrecían.

Actualmente esa mezcla de ingredientes se distribuye de forma uniforme y ordenada en un plato. Admite infinitas combinaciones y se convierte en una propuesta sabrosa y llena de nutrientes.

Las cuatro variedades, son las siguientes:

Happy Green

Huevo ecológico escalfado, bulgur ( grano de trigo cocido), palta al carbón y ensalada de Kale cocida y salteada.

Fresh & Fit

Salmón, humus de edamame, quinoa con menta y ensalada de algas (pipas de calabaza, semillas de chía, salsa menta dressing).

Organic farm

Pollo chipotle, boniato asado, aguacate y brotes de soja (semillas de calabaza, semillas de lino, mayonesa de cúrcuma)

Energy +

Tataki de solomillo, arroz integral, edamame, espinacas y setas shiitake (semillas de sésamo).

La base general de los Buddha Bowl se componen de:

– 30% de legumbres

– 20% de granos

– 25% de vegetales

– 10% de hojas verdes

– 5% de grasas saludables y semillas

Uno de los objetivos es mostrar en cada opción el proceso evolutivo de nuestra alimentación tomando como referencia las diferentes etapas del hombre en cuanto a su forma de alimentarse – la recolección, la pesca, la caza, el cultivo y cría de animales- así como la evolución de la cocción de los alimentos.