Colaciones de verano: 12 opciones frescas y sanas

Con la llegada del verano, los días más cálidos y las altas temperaturas nuestra rutina cambia: estamos más expuestos al sol, transpiramos más y modificamos los hábitos de consumo alimentarios.

En esta estación el cuerpo nos suele pedir comidas ligeras y frescas. Las colaciones, por supuesto, no son la excepción. Por eso, hablaremos acerca de las opciones y los consejos para elegirlas.

Cuando se trata de colaciones, la gente a menudo piensa en alimentos con mucha cantidad de azúcar o grasas.

Sin embargo, existen muchas opciones saludables que ofrecen una buena oportunidad para sumar el aporte de vitaminas, minerales, fibra y agua. Además, pueden ayudar a reducir el hambre entre comidas.

Las siguientes son algunas opciones de colaciones saludables. Todas estas ideas aportan nutrientes y antioxidantes, que cumplen un rol fundamental en la prevención de enfermedades.

Frutas frescas: una unidad mediana o dos pequeñas.

Ensalada de frutas: sin agregado de azúcar; puedes sumarle yogur descremado.

Palitos de vegetales: cortalos en tiras juliana (zanahoria, pepino, apio etc.) y comelos como snacks; también puedes untarles queso descremado.

Yogur descremado o postres de leche.

Licuados de fruta o multifruta con agua o leche (¡bien frapppé!).

Licuado de vegetales.

– 6 tomatitos cherry.

– ¼ taza de arándanos frescos.

– 1 taza de gelatina sin azúcar (¡del sabor que más te guste!).

Aspic de frutas.

– Un helado opción light o paleta sin azúcar.

– Un huevo duro.

Optar por colaciones saludables es aprovechar la oportunidad para sumar el aporte de vitaminas, minerales, fibra y agua.

Pero para poder aprovechar todos los beneficios nutricionales recuerda:

– Consume las frutas y verduras preferentemente frescas, enteras y, cuando sea posible, con su cáscara. Priorizá las de estación y lavalas bien antes de consumirlas.

– Si las vas a trasladar, que tengan el mínimo tiempo de exposición al calor. Conservá en heladerita con agregado de bolsas de hielo.

– Si realizas licuados o jugos, consumilos inmediatamente.

– Evita comer colaciones mientras estés frente al televisor, la computadora o mientras leas o manejes.

– Almacena opciones de colaciones saludables para tenerlas siempre disponibles. Dejá visible una frutera así siempre están cerca y favorece su consumo.

– Acompañá tus colaciones con agua segura. No olvides hidratarte constantemente.