Cinco hábitos que mejoran la salud sexual

Author

Categories

Share

Hay acciones que en conjunto permiten vivir la sexualidad de forma saludable y responsable. Vivirla de esta manera, influye en el estado de ánimo, la salud emocional y el bienestar físico.

1- Alimentación

Comer demasiadas grasas no es buena idea para una vida sexual saludable porque provocan sensación de somnolencia, pesadez y hasta en algunos casos pueden afectar el nivel de deseo sexual.

2- Autoconocimiento del cuerpo

Antes de compartir la sexualidad con otra persona, es importante conocer el propio cuerpo. Un buen complemento son los juguetes sexuales. En el caso de las mujeres, los vibradores pueden ser una alternativa, mientras que en ellos, los masturbadores pueden ser la opción.

Los lubricantes con efecto calor, o con sabor también dan estimulaciones extras tanto para el hombre como para la mujer, ya sea para que lo usen en pareja o solos.

3- Hacer ejercicios regularmente

Tener una vida activa no solo nos mantiene en forma, sino que también genera una sensación generalizada de bienestar. Además, ejercicios como la natación mantiene el piso pélvico, que cumple funciones como la sexual y reproductiva, en forma.

Hay estudios que demuestran que las personas mayores de 50 o 60 años que se ejercitan con regularidad también tienen una vida sexual más activa que la de las personas de su misma edad, que tienen estilos de vida sedentarios.

4- Conocer sobre anticonceptivos y otras medidas preventivas

Hay que estar al tanto de los diferentes métodos disponibles para prevenir tanto embarazos no deseados como infecciones de transmisión sexual.

Al igual que la clamidia, cuando no se trata, la gonorrea puede llevar a los hombres a presentar una inflamación en los testículos y en la próstata causando infertilidad, mientras que las mujeres pueden desarrollar una enfermedad pélvica inflamatoria que haga entrar en conflicto a su zona reproductiva-

5- Aprender a poner límites

Somos responsables de nuestro cuerpo y de mantener la integridad del mismo. Mantenerse firme en las decisiones tomadas permite manejar la sexualidad de manera responsable.

Las peleas, discusiones fuertes, las faltas de respeto, la sensación constante de miedo e inseguridad que puede provocar una relación de pareja tóxica pueden influir en tu sexualidad. Dentro de una relación, el placer, la ternura y los afectos, se comparten. Del mismo modo, hay que sostener el derecho a desvincularse de la otra persona si así se desea.

Para cerrar

Consultar con un sexólogo es clave cuando las relaciones íntimas causan más problemas que placer.

El mayor beneficio de animarse a consultar es que la pareja o la persona puede rediseñar la idea que tenía sobre las relaciones sexuales y eso amplía muchas posibilidades de disfrutar y vivir mejor los momentos de intimidad.

En conclusión, hay que darle el lugar que se merece a la salud sexual y si es necesario, elegir a algún profesional que esté avalado por una sociedad u organización médica.

Author

Share