China acusó este martes a Estados Unidos de “manipulaciones políticas” en el caso Huawei, después de que Washington indicara los cargos de inculpación contra el gigante chino de telecomunicaciones y de su directora financiera, actualmente detenida en Canadá.

“Estados Unidos usa el poder del Estado para desacreditar y atacar a determinadas empresas chinas, en un intento de estrangular sus operaciones, que son legítimas y legales”, indicó en un comunicado Geng Shuang, un portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

“Detrás de esto hay fuertes observaciones políticas, manipulaciones políticas”, agregó.

Ren Zhengfei, fundador y director ejecutivo de Huawei. /Qilai Shen/Bloomberg/

Ren Zhengfei, fundador y director ejecutivo de Huawei. /Qilai Shen/Bloomberg/

El ministerio estadounidense de Justicia anunció 13 cargos de acusación, relacionados con violaciones de las sanciones de Estados Unidos contra Irán, contra el grupo chino y de su directora financiera Meng Wanzhou, detenida en Canadá en diciembre a petición de investigadores estadounidenses.

En paralelo, inculpó a dos filiales de Huawei, principalmente de asociación de malhechores para robar secretos industriales o, incluso, la tecnología móvil del estadounidenses T-MobIle.

China se declaró “profundamente preocupada” por las diligencias abiertas contra Huawei e instó al ministerio estadounidense de Justicia a abandonar inmediatamente su petición de extradición de Meng Wanzhou.

“Exhortamos a Estados Unidos a poner fin a la represión injustificable contra empresas chinas, incluida Huawei,y a tratar a las empresas chinas de manera objetiva e igualitaria”, indicó Geng, quien también pidió a Canadá la liberación de Meng Wanzhou.